• catalina.mujica@umayor.cl

  • Call Us:(+89) 530-352-3027

Territorio Mayor implementa programa de educación a distancia en La Araucanía

 
El proyecto desarrollado por el Centro Tecnológico de la Universidad Mayor y financiado por el Fondo para la Innovación en la Competitividad del Gobierno Regional, llega a 40 mil beneficiarios de 158 establecimientos educacionales rurales y urbanos, de 23 comunas de Cautín y Malleco, y busca dar continuidad a procesos educativos en medio de situaciones de emergencia o catástrofe. 

 

“Programa piloto en gestión de educación a distancia” es el nombre del proyecto desarrollado por el Centro Tecnológico Territorio Mayor, de la Universidad Mayor sede Temuco, el cual está siendo implementado en 158 establecimientos educacionales, rurales y urbanos, de 23 comunas de Cautín y Malleco.

Lo que se traduce en, aproximadamente, 40 mil beneficiarios de la comunidad educativa de la Región. Así lo explica Fernanda Álvarez, coordinadora del proyecto financiado por el Fondo para la Innovación en la Competitividad (FIC) del Gobierno Regional de La Araucanía.

“El proyecto nace desde las dificultades a las que nos vemos enfrentamos como región ante situaciones de emergencia o catástrofe, donde los procesos educativos se ven perjudicados o interrumpidos al no contar con una respuesta que permita dar continuidad al proceso formativo de nuestros estudiantes”, señala.

Esto ocurre porque la Región no cuenta con sistemas de acompañamiento, metodologías o protocolos que ayuden a mantener el proceso de educación a distancia acorde a la realidad de los territorios.

Así lo indica la académica, ya que “muchas veces las directrices se dan desde nivel central, desconociendo la real necesidad de la comunidad docente, establecimientos y comunas sobre las cuales se están aplicando, fallando desde su modelo de gestión”.

Si bien el programa fue desarrollado originalmente sin el contexto de pandemia, la situación actual acentúa la necesidad de dar continuidad a estos procesos formativos y apoyar a la comunidad educativa en este cambio.

“Si vemos las tasas de deserción a nivel país, más de 40 mil niños, niñas y jóvenes en edad escolar abandonaron sus estudios durante el ultimo año, cifras preocupantes que también se ven reflejadas en nuestra región”, advierte Álvarez.

Aunque el aumento en las cifras podría atribuirse a los efectos de la pandemia, aclara la especialista, este sería un fenómeno latente, ya que “muchas veces nuestros estudiantes, por motivos de fuerza mayor, deben buscar empleo o adoptar responsabilidades de adultos, interrumpiendo sus procesos de formación al no contar con sistemas o metodologías que permitan dar continuidad a su formación mediante estudios a distancia”.

Por otro lado, agrega la coordinadora del programa, muchos de ellos logran ingresar al mundo laboral con bajos índices de aprendizaje, ya que “la necesidad y la falta de oportunidades los lleva a dejar de lado nuevas oportunidades de desarrollo”.

 

Red de apoyo sostenible

Aunque el fin del proyecto es dar continuidad a los procesos educativos de los estudiantes de la Región ante las eventualidades a las que se ven expuestos, otorgar nuevas competencias a la comunidad educativa local para hacer frente a dichas situaciones, cocrear respuestas metodológicas en conjunto a quienes vivencian estas dificultades e incidir positivamente en el desarrollo formativo del alumnado son las líneas de trabajo a seguir bajo este programa, con lo que se potencia la idea de conformar una red de apoyo sostenible para los docentes de las comunas de Cautín y Malleco.

Durante el desarrollo del programa, precisa la experta, se generan instancias de participación abiertas a la comunidad educativa, cajas de herramientas, tanto físicas como digitales, y metodologías que permitirán diversificar los procesos de enseñanza y aprendizaje, todo esto sumado al apoyo de la implementación de la plataforma virtual Appoderado.cl, como sistema inteligente de gestión y comunicación escolar.

Al plantearse como un Piloto, desde noviembre de 2020 a diciembre de 2021, se transforma en un proceso de prueba, que al obtener buenos resultado pudiese tener continuidad temporal o replicarse las metodologías y estrategias resultantes sobre otros territorios.

“En Territorio Mayor siempre es necesario adaptarse a nuevos desafíos y esta oportunidad no fue la excepción, ser coordinadora del ‘Programa piloto en gestión de educación a distancia’ conlleva una gran responsabilidad, pero trato de involucrarme lo más posible, aportar desde mi conocimiento en planificación y gestión del territorio y empaparme de mi equipo de trabajo especialista en docencia y gestión educativa, es un proceso de constante aprendizaje”, finaliza Álvarez.

Quienes deseen obtener más información sobre el equipo docente que trabaja en el proyecto, además de los objetivos y alcances del programa, pueden visitar Red de Apoyo Docente en Instagram y Facebook.

 

Fuente: Diario Mayor