• catalina.mujica@umayor.cl

  • Call Us:(+89) 530-352-3027

Ex médico del Sevilla F.C. dictó clases en el Magíster en Medicina y Ciencias del Deporte

José Naranjo, autor de diversas publicaciones y académico de la U. Pablo de Olavide (España) compartió su experiencia con los estudiantes y comentó las bondades del trabajo en equipo para lograr trabajos de investigación de mejor calidad.


Recientemente visitó nuestra universidad una figura reconocida a nivel mundial por su aporte a la Medicina del Deporte y su paso por el Sevilla F.C., se trata del Dr. José Naranjo, un incansable investigador que combina su pasión por la ciencia con la formación de profesionales.

 De José destaca su figura calmada, su pelo encanecido y un acento español que lo distinguen del resto de los docentes habituales de la Universidad Mayor. Vino a Chile con una agenda acotada y durante dos días, en extensas jornadas de más de 6 horas, se dedicó a dictar clases a los alumnos del Magíster en Medicina y Ciencias del Deporte, campo al que ha dedicado su vida profesional.

 

José, ¿Cómo llegó a la docencia? ¿Qué lo impulsó?

“A mí siempre me ha gustado la docencia, lo que pasa es que yo trabajaba en un centro de alto rendimiento, hacía investigación y allí me relacionaba con alumnos y participaba. Además, desde siempre he participado en cursos de postgrado. En 2006 la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla creó la titulación de Ciencias del Deporte y gané una clase de profesor asociado. Estuve 5 años, compaginando el trabajo en el centro de alto rendimiento con las clases, hasta que en 2010 gané una plaza de profesor titular. Entonces ya me fui a la universidad”. 

¿De la experiencia en la docencia, qué es lo que más lo ha enriquecido como profesional?

“El haber podido compaginar siempre la docencia y la investigación”.

¿Y de su paso por el Sevilla FC?

“Lo que más destaco es la experiencia que me proporcionó, en el sentido de compaginar un trabajo profesional muy exigente, propio del fútbol profesional, con la investigación. Esa doble vertiente”.

Además de tener varias publicaciones, tiene un blog personal, ¿De dónde sale la idea?

“Uf, surgió hace mucho tiempo. Creo que comenzó el 2006 o 2007 y lo tuve muy activo hasta el 2010. Después empecé con el equipo y lo tuve muy parado. Hace un par de años lo he vuelto a retomar, aunque con menos intensidad

Me divierte, es una forma diferente de comunicar las cosas. Los investigadores estamos acostumbrados a comunicar lo que hacemos a través de artículos académicos y científicos. Pero poder comunicar cosas científicas así, a nivel más divulgativo, es relajante, ¿no?”. *Revisa el blog aquí*

¿Cuál de sus trabajos cree que es indispensable que los alumnos lean antes de ingresar al Magister de Ciencias del Deporte?

“Tengo varios de épocas y temas distintos. El más reciente tiene que ver con la Variabilidad de la Frecuencia Cardiaca (VFC), que es un poco la materia en la que me desenvuelvo últimamente y hace unos años tuve un par de aportaciones muy importantes en ese campo, describiendo índices nuevos, indicadores nuevos y quizás esos artículos serían los más representativos de mi trabajo”.

Los trabajos de investigación científica son realizados por lo general de manera colaborativa, ¿cómo siente que eso ha enriquecido los resultados de su trabajo?

“Siempre he trabajado con grupos de profesionales muy diferentes, como psicólogos, fisios, kinesiólogos con ciencias del deporte, bioquímicos, y ahora último estoy trabajando mucho con ingenieros de comunicaciones por el tema de la variabilidad.

Siempre me ha encantado, porque aprendes muchísimo de otros profesionales y no puedes cubrir todos los frentes de la investigación. Además, la ciencia en general cada vez se va haciendo más renacentista, es decir ya no vale el saber mucho de una cosa. Y como uno no puede controlarlo todo, no tienes más remedio que trabajar en equipo, sino estás muerto”.

¿Cuál diría que ha sido la experiencia más grata trabajando en equipo?

“Las experiencias más gratas las he tenido con colaboradores en formación. En los últimos años he tenido la suerte de tener 2 o 3 doctorandos que han mostrado un nivel y una capacidad muy fuera de lo que se podría esperar de una persona que está haciendo su doctorado y eso ha supuesto avances impresionantes en el trabajo de grupo y eso me ha impactado mucho”.

¿Qué mensaje les dejaría a los alumnos que se suman al magíster en Ciencias del Deporte?

“Que no dejen la formación, ni la pasión por la investigación”.