• catalina.mujica@umayor.cl

  • Call Us:(+89) 530-352-3027

Ricardo Fuentealba-Fabio propone un viaje íntimo en la Universidad Mayor

“Yo soy el hombre moderno que se esconde detrás de la máscara” es el nombre de esta exposición, la que estará abierta al público hasta el 4 de julio en la Sala de Arte de la Sede Temuco.


NOTICIAS - PGR CULTURA - Sala de teatro

Es 1983 y la banda estadounidense Styx le canta al mundo: “¿Te estarás preguntando quién soy?”. La frase corresponde a la primera estrofa de la canción “Mr. Roboto”, a partir de la cual Ricardo Fuentealba-Fabio intenta mirar al interior de la máscara con la intención de revelar nuestro propio destino.

“No esperaba tener una invitación de fuera de Santiago, que es donde yo expongo habitualmente. Había participado en una colectiva acá en Temuco, pero nunca de manera individual. Así que feliz, porque con esta muestra puedo sostener un discurso mayor, con una mayor cantidad de obras”, precisa el artista visual.    

“Yo soy el hombre moderno que se esconde detrás de la máscara” es el nombre de esta exposición que estará abierta al público hasta el próximo jueves 4 de julio, en la Sala de Arte de la Universidad Mayor Sede Temuco, ubicada en Avenida Alemania 0281, con entrada gratuita.

“El imaginario tiene que ver con el nombre de la exposición, que parece ser un discurso personal, pero que es el estribillo de una canción de un grupo norteamericano, de Chicago, y aquí hay una coincidencia, porque hay una estructura en mi cabeza que tiene que ver con tratar de entender los problemas político-económicos que existen en este país, a partir —precisamente— de las determinaciones de la Escuela de Chicago”, agregó.

 

–¿Por qué elige esta canción?

–Porque, si escarbas en esta canción y haces algunos análisis, probablemente encuentres algunas deducciones que van a ser similares al contexto completo de nuestras vidas. Es una canción muy sencilla, y probablemente no aspira a tanto, pero a mí me dio para hablar y hacer una serie de trabajos.

–¿Qué técnica atraviesa esta exposición?

–Son obras sobre papel, más tres pinturas sobre lino de gran formato. Y, precisamente, mantienen el formato que he venido trabajando desde hace 10 años, son cerca de 500 obras de 112x76-77. Es un soporte muy tradicional, no aspira a ser rupturista en ese término. Mi “utopía” está más al interior de lo que se hace en la imagen.

–“Yo soy el hombre moderno…” llama a que la gente rompa sus propios límites para apreciarla…

–Lo que pasa es que esta es una obra oscura y la gente en general tiene prejuicios sobre la oscuridad de las cosas, pero resulta que en la parte más oscura de la vida están las respuestas más cálidas de tu propio ser. Es un problema filosófico, que a veces ronda con una metafísica asociada a cómo ver el mundo más allá de los prejuicios. Yo me interné en un tipo de obra oscura que sabía que a ciertas personas las aleja, porque piensan la obra de arte como un objeto para decorar, y como ese no es mi problema, porque no soy decorador, trato de resolverlo desde otro punto de vista.

 

EL ARTISTA

Entre los años 2013 y 2014, Ricardo Fuentealba-Fabio se radica en Davis, Estados Unidos, para desarrollar una investigación postdoctoral en Estudios Chicanos en la Universidad de California. Algunos años antes obtiene el grado de Doctor en Bellas Artes en la Universidad de Barcelona, España.

Su obra nace de realidades personales que quiebran la lectura cotidiana de quién es. Para ello existe una conciencia visual que flota en la representación de símbolos, realidades ambiguas, hechos biográficos encubiertos, sutilezas sobre las que opina y que caminan en silencio en el tránsito de las analogías que van, desde necesidades de práctica expresionista y alegórica, hasta influencias de imagen pop y abstraccionismos históricos.

 

Fuente: Diario Mayor