Estudiantes de Diseño explotan su creatividad y crean una serie de “objetos fantásticos”

Imprimir

La iniciativa es parte del “Taller de Diseño II” para alumnos de primer año. Así, este semestre el objetivo fue idear artículos originales y pensados en la morfología y la movilidad de la mano. En la siguiente nota conoce algunas de las propuestas.


 

“El proyecto se llama “Style-ON” y consiste en un “objeto fantástico” con la función de crear ropa digital para reducir el problema de los residuos textiles. Se crea un holograma que se posa encima de la persona, que es visible y actúa como tela, pero en realidad la persona solo tiene una polera y pantalón blanco puesto bajo el holograma”.

Así resume su idea la estudiante Renata Zevallos, quien fue parte de los estudiantes de Diseño U. Mayor que este semestre desarrollan el “Taller de Diseño II”, a cargo de los docentes Jaime Díaz y Carolina Martínez, y que en esta versión busca proponer “objetos fantásticos” pensados en la morfología y la movilidad de las manos.

“Definitivamente la actividad despertó la creatividad en mí, me pareció un buen proyecto y quede feliz con mi resultado”, agrega la estudiante.

Observar, explorar, descubrir

Por su parte, el académico Jaime Díaz explica que la iniciativa busca estimular la creatividad a través de la “observación”, “exploración” y posterior “descubrimiento” de las relaciones de los objetos cotidianos y la mano.

“A partir de los hallazgos, el alumno debe explorar alternativas y proponer maneras originales y creativas de relacionar formas con la morfología y movilidad de la mano”, detalla; mientras, Carolina Martínez, agrega que el principal desafío del Taller fue adaptar una actividad de carácter práctico a uno netamente virtual, asegurando que se han tenido que apoyar de recursos visuales, como dibujos y presentaciones digitales y audiovisuales, para que los estudiantes puedan desarrollar los trabajos desde sus hogares.

“Crear e innovar”

Otra de las ideas propuestas fue la de Patricia Montecinos, quien desarrolló “Morfeus-21”, un objeto que sirve para que “desaparezca el sueño y produzca energía”, así como también ayuda a incitar el sueño en “momentos de estrés”, ambos actuando en solo 1 minuto.

“Me sentí como una verdadera diseñadora, pensando que en el futuro mi proyecto se puede hacer realidad. Es que para ser un buen diseñador nunca hay que perder el entusiasmo, porque sin él es imposible crear e innovar, dice Patricia.

 

En tanto, Agustina Arancibia implementó “Soundshell”, un reproductor que mediante sonidos logra increíbles estados de consciencia como la "concentración, relajación y creatividad”.

“El ejercicio fue desafiante y divertido, ya que hacen que nosotros mismos nos pongamos las condiciones para diseñar algo funcional y atractivo”, comenta.
“Se han alcanzado resultados académicos que me dejan muy contento y conforme”, añade el docente Jaime Díaz, quien destaca la participación de las familias de los alumnos cuando ayudan a mostrar los “objetos fantásticos”, siendo además los principales validadores de las propuestas.

“Ellos mismos se sorprendían de hasta dónde eran capaces de proponer objetos o imaginar escenarios de uso. Lo cual, es bastante positivo, ya que es uno de los propósitos de la asignatura, potenciar el pensamiento creativo”, finaliza comentando la profesora Carolina Martínez.

Para observar todos los trabajos realizados sigue la cuenta @disenomayor o haz clic aquí

Fuente: Diario Mayor