• catalina.mujica@umayor.cl

  • Call Us:(+89) 530-352-3027

Escuela de Medicina organizó Conversatorio para acercar a sus estudiantes a la interculturalidad

Jóvenes de Primer Año presenciaron exposición de un profesional haitiano y discutieron sobre los principales desafíos de la atención intercultural en los servicios públicos de Salud.


En las dependencias del Servicio de Salud Metropolitano Norte, y generado a partir de la asignatura Orientación a los Estudios Médicos de la Escuela de Medicina, este lunes 8 se realizó el Primer Conversatorio sobre Temáticas Transversales en Salud. 

 Liderada por el director docente de la Escuela, Dr. Froilán Estay, la actividad contó con la exposición del médico de origen haitiano,Emmanuel Mompoint, quien explicó cómo abordar desde una perspectiva intercultural la atención de pacientes provenientes de dicho país. 

El espacio también sirvió para acercar a los estudiantes hacia una visión global de las diferencias que existen entre las culturas chilenas y haitianas, y cómo estas se pueden reconocer y entender. 

Así, se abordaron temas como la religiosidad en la isla, que mezcla el cristianismo y el vudú, entendidos como parte del pensamiento mágico-religioso; o la barrera idiomática, que se genera por la combinación de dialectos africanos, francés, portugués y español, que finalmente dieron origen al créole. 

 Sobre este punto, se mencionaron dos avances que se han visto en los servicios de atención pública en Chile: la presencia de intérpretes que faciliten la comunicación entre médicos y pacientes, y la posibilidad de encontrar las instrucciones médicas en este idioma.

 “Estas instancias son muy buenas y positivas. De hecho, hacen falta más instancias de este tipo, ya que hay un interés de los profesionales por lo que está haciendo temas de migración, salud de inmigrantes, inclusión social y competencias culturales en salud", comentó el Dr. Emmanuel Mompoint, quien agregó que "es importante que este tipo de actividades se generen a partir de una Universidad, porque se crea una muy buena dinámica entre todos los asistentes”. 

 

 Incluir visión global

 Parte del foco de este Conversatorio también estuvo centrado en evaluar la baja adherencia que tienen algunos pacientes haitianos a los programas de atención de pacientes crónicos, como a la continuidad de sus tratamientos.

Esto se explicó como parte de una particular visión cultural, en la que la enfermedad es vista a través del síntoma y la mejora sería una remisión de la misma, como es el caso de los pacientes hipertensos, que al ver aliviados los dolores de cabeza u otros malestares asociados a la enfermedad, abandonan el tratamiento al sentirse sanos. 

También se revisó la falta de asistencia a los controles infantiles del programa Control de Niño Sano, ya que muchas madres haitianas no llevan a sus hijos porque dentro de su contexto cultural se entiende que ir al médico está asociado a alguna enfermedad y no a la prevención o control temprano de anomalías en el desarrollo infantil.

 “La idea es que los estudiantes comiencen a enfrentarse a otros aspectos de la medicina de forma inicial. Es por ello que este año lo llevaremos al aspecto de las determinantes sociales en salud, que son muy importantes pero que nunca son abordadas en la práctica, y que al no considerarse podrían generar un quiebre entre la relación médico-paciente”, comentó el Dr. Froilán Estay, Director Docente de la Escuela de Medicina.

Se espera que a través de este enfoque intercultural y a los futuros conversatorios que se llevarán a cabo, los estudiantes cuenten con las herramientas que faciliten su aproximación a las distintas realidades que convergen en los servicios de salud, recordando que el compromiso ético de un médico es con cada persona, sin distinción, y que es obligación de los profesionales de salud asegurarse de que la información entregada sea comprensible para el paciente.

“Encuentro que fue mucho más productivo que las clases con PowerPoint, con una estructura rígida. Hoy pudimos hablar de un tema, revisamos cosas interesantes y es más productivo y dinámico. Además, uno se mantiene más entretenido” comentó Paula Hernández, estudiante de primer año de Medicina.

 Fuente: Diario Mayor