• catalina.mujica@umayor.cl

  • Call Us:(+89) 530-352-3027

Jornada-taller sobre prevención del suicidio

La jornada basada en charlas y la experiencia interactiva con los presentes fue organizada por el Instituto Palermo y la Universidad Mayor.


Profesionales de servicios públicos, psicólogos y estudiantes de la Universidad Mayor participaron ayer del “Programa Taller: Herramientas para la prevención del suicidio” organizado por el Instituto Palermo con la colaboración de nuestra casa de estudios.

La jornada, realizada en el Aula Magna, alternó la exposición de los relatores con trabajo práctico en grupo de los asistentes, que además compartieron con los cerca de 300 inscritos sus impresiones y conclusiones respecto de las interrogantes planteadas.

El director de la Escuela de Psicología Alexis Soto definió al suicidio como “un tema invisibilizado por años” y que “talleres como estos apuntan a entregar una serie de herramientas  para abordar el tema para profesionales del área, no sólo psicólogos”.

En tanto, el coordinador del Instituto Palermo Adrián Aguilera, valoró la convocatoria lograda por el evento, el tercero que realizan en conjunto con la Universidad Mayor Sede Temuco durante este año y que consolida una alianza que se ha extendido por años.

Respecto de la temática de la jornada, la psicóloga Tamara Cumsille –una de las relatoras- dio a conocer una serie de datos respecto del suicidio puntualmente en adolescentes.

“Esto es algo que no está pasando ahora, lo que ocurre es que actualmente está en las noticias, es noticia con cifras y han surgido cuestiones como los suicidios ocurridos al interior de Sename, lo que ha ocurrido con ´El juego de la ballena azul´´, entre otros”, apuntó

La profesional añadió que el suicidio es una de las 3 causas de muerte de adolescentes en el país, la segunda causa de muerte de adolescentes a nivel mundial y que entre 1990 y 2011 Chile se convirtió en el segundo país de mayor prevalencia de este fenómeno dentro de la OCDE, superado solo por Corea del Sur.

También comentó el fracaso de la política que estaba contemplada en el GES y que pretendía que entre 2000 y 2010 las tasas de suicidio se redujeran en un 10%. Aun así, insistió en que “el suicidio es prevenible, hay que remarcar eso, y esa es la gracia de que se hable en seminarios como este”.