• catalina.mujica@umayor.cl

  • Call Us:(+89) 530-352-3027

Por un Chile conectado: Experto U. Mayor analiza los desafíos viales de nuestro país

El director de la Escuela de Construcción Civil, Jorge Alliende, detalla las urgencias que, a su juicio, existen hoy para mejorar la conectividad terrestre.


Tras el aluvión que afectó este mes a Villa Santa Lucía, en la Región de Los Lagos, la Carretera Austral permanecerá cortada probablemente por varias semanas más, lo que afectará de manera importante la conectividad de sus habitantes, pues hoy esta es la principal vía terrestre del sector.

Situaciones como esa son las que hacen pensar al director de la Escuela de Construcción Civil de la Universidad Mayor, Jorge Alliende, que la zona austral del país es hoy el territorio más abandonado en materia vial.

“Requiere de un apoyo importante. Acabamos de ver que con un alud la Carretera Austral permanecerá cortada por tres meses. Es una zona muy difícil, pero la verdad es que la inversión que se ha hecho no es suficiente”, asegura Alliende, quien se refiere a este problema como una “histórica situación de aislamiento”.

“No es posible que tengamos una sola Carretera Austral, que es compleja y la verdad es que le falta mucho para ser una buena vía. Hay sectores en los que es mejor viajar por Argentina que por Chile”, explica.

A juicio del académico, lo que se debe hacer es integrar esta zona con el territorio nacional desde la ciudad de Puerto Montt hasta la Región de Magallanes y la Antártica Chilena, "logrando conectividad de Chile por Chile".

"Obviamente, por lo desmembrado de esta zona -constituida por inmensa cantidad de islas-, esta solución tendrá que ser bimodal, es decir, con tramos por vía marítima mediante el uso de transbordadores", apunta.

Al analizar las otras urgencias que, en su opinión, existen en materia de vialidad en Chile, el directivo menciona la conectividad terrestre entre la Región Metropolitana y la de Valparaíso, cuya capacidad considera que debiera aumentar “en forma dramática”. “En la zona central tenemos un solo eje que va de los valles a la costa. La costa ha tomado demasiada importancia como para tener una segunda autopista longitudinal”, afirma Alliende, quien recuerda los colapsos que suelen afectar a estas rutas en fines de semana largos y advirtiendo que se viene un verano “difícil”.

Dice que si bien una segunda carretera longitudinal en la zona central es un proyecto de muy largo plazo, señala que es una posibilidad que hoy no está siendo considerada por las autoridades públicas.

En cuanto a la conectividad con países fronterizos, el académico comenta que la cordillera de Los Andes se presenta como "un desafío que debemos abordar, ya que una parte importante de nuestro comercio la cruza, siendo hoy este cruce dificultoso y hasta discontinuo, lo que no debería suceder".

Si bien dice que los proyectos para dar solución a este problema están, “su materialización desgraciadamente se ve lenta y hasta en algunos casos lejana”.

“Los caminos de montaña son inversiones de alto nivel, especialmente porque para lograr la circulación vial durante los 12 meses del año, obliga la construcción de largos túneles que con la tecnología actual son construibles sin grandes dificultades, pero que su costo hace evaluar los proyectos con más detención, ya que elevadísimos”, detalla.

A modo de conclusión, Jorge Alliende subraya que “nos faltan muchos caminos. De todo tipo, desde grandes carreteras hasta caminos de penetración”.

“La labor que enfrentamos es inmensa, pero lograble, siempre que estén los recursos para hacerla. A pesar del gran déficit, hay que destacar el avance que hemos tenido en el último medio siglo, periodo en que la labor del MOP -a través de concesiones, licitaciones y convenios- han permitido un avance importante para lograr que el desplazamiento vial sea cada día más continuo, fluido, grato y sobre todo seguro”, asegura.