• catalina.mujica@umayor.cl

  • Call Us:(+89) 530-352-3027

Expertos critican falta de un protocolo único ante emergencias producidas por sustancias peligrosas

Esta semana se desarrolló el V WorkShop Internacional de Manejo de Victimas de Hazmat y Bioterrorismo, organizado por la U. Mayor, Rita-Chile y la U. de Chile.


¿Qué hacer frente a un incidente de fuga de gases tóxicos? ¿Cómo determinar a los encargados de una emergencia de este tipo? ¿Qué procedimientos seguir ante un supuesto ataque bioterrorista?

Estas y otras preguntas fueron el tema central del V WorkShop Internacional de Manejo de Victimas de Hazmat (sustancias peligrosas) y Bioterrorismo, organizado por la Escuela de Tecnología Médica de la Universidad Mayor, junto a Rita-Chile y la U. de Chile.

El evento, realizado entre el 12 y el 14 de diciembre, contó con la participación de expositores de Alemania, Argentina, Perú y Colombia, y la asistencia de representantes de las Fuerzas Armadas, Carabineros, PDI, Bomberos e instituciones gubernamentales y civiles, encargadas de tratar con este tipo de situaciones.

Así, una de las conclusiones tras el evento fue la carencia de un protocolo unificado para enfrentar emergencias químicas. Al respecto, Víctor Silva, director de la Escuela de Tecnología Médica U. Mayor, explicó que “hay un espacio de mejora importante en aspectos como la coordinación ante un ente central, que facilite la comunicación entre los distintos actores. Dentro de eso, echamos de menos la participación de las universidades, que no hemos tenido un espacio adecuado para poder contribuir en esta problemática”.

Así, además de destacar la inexistencia de seminarios o encuentros para tratar esta temática en Chile, el académico expresó que uno de los principales objetivos del Workshop es “establecer ciertos lineamientos y recoger las inquietudes de los asistentes para hacer los ajustes necesarios en las propuestas de protocolo, las que después se comparten con las autoridades para que tomen las mejores decisiones posibles”.

Por su parte, Laura Borgel, académica U. Mayor y representante de la Universidad de Chile en el evento, agregó que “hoy cada institución tiene su propio protocolo y eso hace que no nos podamos encontrar. Por eso necesitamos procedimientos que sean multidisciplinarios, ya que la idea es que no solo participen los centros universitarios y las instituciones de respuesta, sino que también organismos del Estado”.

Similar opinión manifestó el profesor alemán Florian Schindler, quien dijo que “este tipo de workshops son un beneficio tremendo y una ayuda perfecta, porque tener a todos los actores reunidos en un solo lugar es una oportunidad única. Esto, porque en Chile hay buena gestión, pero es sectorial. Existen planes, pero si se trata de coordinación en niveles más altos, debería haber más interacción y claridad entre los actores, para saber, por ejemplo, quién tiene qué rol y en qué caso”.