Dirección de Vinculación con el Medio - Universidad Mayor
  • catalina.mujica@umayor.cl

  • Call Us:(+89) 530-352-3027

Dra. Jennyfer Serrano, académica de Biotecnología: “Me interesa sacar a la ciencia del laboratorio”

La investigadora se encuentra trabajando en un proyecto, junto a la PUC y a Fundación Un Alto en el Desierto, que acaba de adjudicarse importantes recursos a través de Corfo para reutilizar aguas grises en la Región de Coquimbo. Una zona en que el 96% del territorio se encuentra con desertificación grave y media.


 

“Trabajamos con un colegio de 8 alumnos y una docente, el cual se abastece de agua gracias a un camión aljibe. En una visita notamos que los niños se juntaban y lavaban sus manos al mismo tiempo, en el mismo lavamanos. Para ellos cualquier gasto de agua es significativo, ya que, en promedio, un lavado de manos ocupa 1.5 litros de agua y esa 'pérdida', para escuelas vulneradas en su derecho al acceso al agua, es importante”.

Este ejemplo es el que utiliza la Dra. Jennyfer Serrano, académica de la Escuela de Biotecnología de la Universidad Mayor, para ilustrar la desertificación en que se encuentra la Región de Coquimbo, en que un 96% de su territorio tiene esta condición en forma grave y media.

Una problemática que la especialista en microbiología conoce de primera fuente gracias a su participación en el proyecto “Implementación de un prototipo sustentable para reutilización de aguas grises en escuelas pertenecientes a zonas con déficit hídrico crítico”, el cual acaba de adjudicarse cerca de $60 millones a través de la línea de financiamiento “Validación de la Innovación Social” perteneciente a Corfo.

Este proyecto, en que participan la Universidad Mayor, la Pontificia Universidad Católica de Chile y la Fundación un Alto en el Desierto, tiene por objetivo validar un prototipo de filtro, basado en capas de materiales no reactivos, que permite remover elementos contaminantes de aguas grises para ser reutilizadas en riego. Su implementación está centrada en comunidades educativas de la Región de Coquimbo, desde donde se busca diseñar un sistema replicable para mantener y/o crear espacios verdes para los colegios mismos.

“La etapa actual es fruto de un proyecto previo y conjunto, a través del cual se desarrolló el prototipo de filtro con la participación del Liceo Politécnico de Ovalle y que financiado gracias a un Fondo de Innovación para Competitividad Regional (FIC-R). Pero con los nuevos recursos haremos una validación para transferir la experiencia a otras provincias que tienen déficit hídrico en la Región de Coquimbo”, explica la Dra. Serrano.

En cuanto a la logística de este filtro, la investigadora comenta que su funcionamiento implica que los lavamanos estén conectados entre sí para llevar el agua a un estanque de homogenización, desde allí al filtro y luego al riego:

“El agua gris proviene de fuentes como lavamanos, lavaplatos, lavadoras, duchas y en general su carga microbiana es significativamente menor a las aguas negras. Esto hace que sean reutilizables luego de un adecuado tratamiento. De modo que el filtro actúa gracias a que está basado en capas de materiales sencillos, que permiten remover los elementos contaminantes y cumplir la naciente normativa de reúso de aguas grises”.

En este sentido, la investigadora destaca finalmente que:

“Me interesa sacar la ciencia del laboratorio, ya que existe mucha investigación sobre aguas grises y su utilidad, pero no está vinculada con necesidades de las comunidades y los territorios. El hecho de que en este caso estén involucrados colegios de Coquimbo, es muy significativo para que los niños entiendan la escases hídrica de primera fuente, incorporando desde pequeños la cultura de reúso de aguas. Idealmente, la ciencia se debe vincular efectivamente con la comunidad y con las políticas públicas en un circulo virtuoso de cooperación”.

Cabe destacar que este proyecto se propone estar en línea con los estándares requeridos por la promulgación de la Ley 21.075, de marzo de este año, que tiene por objetivo regular la recolección, reutilización y disposición de las aguas grises. Del mismo modo, proyectos en esta línea permiten contribuir al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030 propuestos por ONU y ratificados por nuestro país.

 

Fuente: Diario Mayor