• catalina.mujica@umayor.cl

  • Call Us:(+89) 530-352-3027

José Miguel Arteaga: "Los sellos de seguridad de la naturaleza están siendo rotos"

El filósofo inauguró el Año Académico de Sociología y Adm. Pública con su charla sobre los "riesgos existenciales" que amenazan a la humanidad, entre ellos la Inteligencia Artificial.


José Miguel Arteaga llega al Campus República y de su bolso saca tres montones de tarjetas de apuntes, cada uno amarrado con un elástico. Está a minutos de convertirse en el protagonista del Inicio del Año Académico de las carreras de Sociología y Administración Pública de la U. Mayor, con la charla sobre su libro “Riesgos Existenciales: buscando la salida”.

Toma agua, abre el primer montón de papeles, muchos de los cuales solo tienen escrito una palabra o una frase, y comienza a exponer frente a los más de 60 asistentes al evento, entre los que se encuentran Clara Szczaranski, Decano de la Facultad de Humanidades U. Mayor; Antonio Leal, Director de Sociología; Santiago Crisóstomo, Director de Administración Pública; profesores y estudiantes.

Habla fuerte y gesticula, ya que el concepto “riesgos existenciales” es el tema que actualmente lo apasiona. Y comenta: “Esto es un enjambre de problemas, debido al avance de la ciencia y la tecnología, y no tenemos solución".

 

"Tecnologías doble faz"

Filósofo, Magíster en Economía y experto en Medio Ambiente, Arteaga detalla que los "riesgos existenciales" generados por el hombre comenzaron a ser un tema de discusión a partir de la masificación de las armas nucleares, pero en las últimas décadas estos se han multiplicado por el rápido crecimiento de las que él llama "tecnologías de doble faz".

"Hay un avance de la biotecnología, la bioingeniería o la genómica, que nos permiten acceder a productos de punta, indispensables para desarrollar tecnologías de beneficio contra enfermedades, plagas, catástrofes e incluso la pobreza; sin embargo, también pueden ser catastróficas", comenta, y agrega que "hoy la raza humana tiene el poder para salir de su lugar de origen, como es la Tierra, pero con los mismos medios tiene la posibilidad de autodestruirse”.

Es en este contexto en el que el académico describe el que, a su juicio, sería el principal "riesgo existencial" que amenaza a la humanidad: el desarrollo de la inteligencia artificial.

"Ya no basta con entender la materia sino que las investigaciones hoy pretenden entender cómo funciona la mente, cuál es su software, ya sea para reproducirla, cambiarla, manejarla o conquistarla. Pero ojo: ¿si perdemos el control? ¿si logramos reproducirla, cómo organizaremos ese poder? ¿será algo bueno o catastrófico?", se pregunta. Y las respuestas no son auspiciosas, ya que Arteaga advierte que en las próximas décadas la inteligencia artificial podría someter o dominar a los humanos. 

Así, lanza una de las frases más escalofriantes de su exposición: "Los sellos de seguridad de la naturaleza están siendo rotos, abiertos sin seguridad de que haya un control en el paso siguiente. Creo que estamos cruzando un umbral de seguridad existencial".

Por ello, y ante lo inevitable que resulta el avance de la inteligencia artificial, el filósofo comenta que la clave está en repensar ciertos aspectos, entre los que incluye un cambio valórico como sociedad. "Los intereses particulares deben realinearse", dice, apuntando a la asociación y la cooperación entre los hombres y las máquinas. 

"Pero la conciencia es nuestra ventaja competitiva", dice en una de las últimas tarjetas que lee, dando una luz de esperanza ante un fenómeno que, a todas luces, debe ser motivo de debate en las diversas áreas de la sociedad.