• catalina.mujica@umayor.cl

  • Call Us:(+89) 530-352-3027

Universidad Mayor se sumó a celebraciones del We Tripantu

En la instancia se reforzó la idea de avanzar hacia una educación intercultural. La enseñanza y promoción de la práctica del palín fue enunciada como una estrategia de acercamiento a la cultura mapuche por parte de las nuevas generaciones. 


Con un mizagun en el que se compartió comida típica y un foro  dedicado a relevancia de una mayor difusión de los juegos mapuches como elemento clave para el desarrollo de una pedagogía que integre la cosmovisión de este pueblo originario, la Escuela de Educación de la Universidad Mayor sede Temuco se sumó a las celebraciones del We Tripantu mapuche, coincidente con el solsticio de invierno en el hemisferio sur y que marca el inicio de un nuevo ciclo del sol, con todo lo que eso significa para una cosmovisión centrada en la naturaleza .

“En la Escuela de Educación históricamente hemos realizado la celebración de la Semana de la Educación Intercultural, sintiendo que es nuestra forma de aportar a la Región. Hemos tenido la presencia de machis, de lonkos y ahora, cuando está tan cuestionada la educación, quisimos centrarnos en la academia”, explicó Sandra Nome, directora de la Escuela de Educación de la Universidad Mayor.

La académica agregó que “ojalá nuestros niños crezcan en un mundo donde sí se respete la diversidad, y eso solo será posible en la medida en que nosotros, los profesores, quienes los estamos formando, tengamos una mirada diversa y de respeto hacia la diversidad”.

En ese sentido, la instancia fue también la oportunidad para premiar el trabajo de pintura realizado por alumnos de los establecimientos que actúan como centros de práctica para los estudiantes de pedagogía de la U. Mayor.  

Entre los asistentes a la actividad destacó la presencia del director regional de la Superintendencia de Educación en La Araucanía, Guillermo Vásquez, quien subrayó la importancia de este evento. “Hemos seguido este proceso en lo que significa la valoración de la diversidad, pero no solo quedarnos en la valoración sino asumirla como un elemento enriquecedor y, en ese sentido, valoramos mucho lo que viene haciendo la Universidad Mayor”, dijo.

 

JUGAR PARA INTEGRAR

Practicado en la actualidad por varias comunidades, el palín -aquel juego en que dos equipos intentan anotar llevando una pelota de cuero hasta la línea de fondo del rival, provistos sus jugadores de bastones de madera- es también el juego mapuche resistente en el tiempo y más popular entre las comunidades.

Erwin Lincoqueo, profesor de Educación Física egresado de la Universidad Mayor y unos de los líderes de la Asociación Regional Mapuche Awkantun, que promueve la enseñanza de los juegos mapuches entre los estudiantes, sostuvo que “el palín se mantiene gracias a que en la cultura mapuche está muy arraigado el concepto de participación y conocimiento de la otra comunidad. El juego, en este caso, es también el intercambio social de las familias”.

El docente agregó que a partir de la enseñanza y práctica del palín es posible conocer más de la cultura mapuche. “El juego es inherente a todos los seres humanos, sus códigos de conducta transversales. Por eso, consideramos que para hacer entender la cultura mapuche en una cultura occidentalizada, el palín puede ser muy positivo para acercar el conocimiento y acercar ambos pensamientos”, dijo.

En el foro sobre juego mapuche y pedagogía también participaron Francisco Painevilo, educador intercultural; y Eduardo Levín, preparador físico; ambos pertenecientes a la Asociación Regional Mapuche Awkantun, que desde hace tres meses desarrolla, con el apoyo de Conadi, un proyecto de capacitación de profesores de educación física en la región para la enseñanza del palín a sus alumnos.