• catalina.mujica@umayor.cl

  • Call Us:(+89) 530-352-3027

¿Cómo lograr la equidad laboral y de género? Conversatorio reunió a expertos para dialogar sobre futuro, mujer y trabajo

La jornada, realizada en el campus Manuel Montt, abordó, entre otros puntos, cómo la tecnología podría ser una herramienta para superar algunas discriminaciones básicas entre hombres y mujeres.


Entre unos pocos pañuelos verdes, íconos de las marchas por la despenalización del aborto en Chile y Argentina, se escuchaban tazas de té, café y conversaciones sobre una de las noticias de la semana: el caso Denisse Figueroa, conductora del Transantiago que, al no tener con quien dejar a su hija de un año enferma, tuvo que llevarla en su coche a bordo del bus. 

Así transcurrió la antesala del conversatorio “Futuro, Mujer y Trabajo”, organizado por la consultora Brinca, el Consejo Chileno de Prospectiva y Estrategia, Universidad Mayor y la fundación Chile Todos.

Realizado este 9 de agosto, en el campus Manuel Montt, el encuentro reunió a ex ministros, periodistas, investigadores y profesionales de distintas disciplinas, además de autoridades académicas de la U. Mayor, que debatieron acerca de los desafíos del país en materia de equidad laboral y género, considerando los avances tecnológicos y su exponencial crecimiento a futuro.

Las palabras de apertura las pronunció la Decano de la Facultad de Humanidades, Clara Szczaranski, quien hizo énfasis en los aspectos negativos y positivos que los avances tecnológicos pueden tener en el campo del trabajo, destacando que “la tecnología puede ser una herramienta para superar algunas discriminaciones básicas entre hombres y mujeres, como por ejemplo que no sea necesario contar con una fuerza física importante para operar equipo en sectores como la industria portuaria y otras áreas. En puertos como Rotterdam (Holanda), esto ya es una realidad”.

Una vez comenzado el conversatorio, una de las primeras intervenciones fue hecha por Laura Albornoz, ex ministra del Sernam y primera mujer en integrar el directorio de Codelco, quien se refirió a las que estima son las principales causas que subyacen a la desigualdad laboral: “Mi impresión es que Chile sigue estereotipando y asignando los roles de crianza y de asuntos domésticos a las mujeres. Bajo esta lógica es imposible mejorar las tasas de participación de la mujer en el trabajo, considerando trabas estructurales, como la bajísima utilización por parte de los hombres del derecho a posnatal”.

Con respecto a la experiencia internacional, la ex ministra destacó el avance de algunos países como Alemania, en que “si las empresas que cotizan en bolsa no tienen un 30% de mujeres en sus directorios, son disueltas legalmente. Y ocurre algo similar en algunas naciones nórdicas”.

En cuanto a factores que aporten a terminar con las discriminaciones por género, la periodista Rayén Araya coincidió con el diagnóstico realizado por Laura Albornoz: “La sala cuna universal es visto todavía como un beneficio exclusivo hacia las mujeres. Y puede traducirse en una desventaja laboral para ellas, desincentivando su contratación por este beneficio. Mientras esto no cambie, hay una brecha relevante que no va a variar para la mujer”.

En tanto, José Manuel Morales, Socio de Brinca y director del Ranking de Innovación c3, indicó que solo el 6% de los directores de empresas que tranzan en la bolsa son mujeres, planteando una “cultura de lo conocido” y enfatizando que “dejar fuera a la mujer quita potencial creativo- innovador. Si todos somos hombres, todos somos ingenieros, no existe la innovación”.

Una vez finalizado el conversatorio, Gabriela Huarcaya, Directora de los Postgrados de Derecho de la Facultad de Humanidades, hizo un balance positivo de la convocatoria, destacando también el rol de la Universidad Mayor en cuanto a participar y generar espacios de debate en torno a problemáticas actuales. “Estas actividades son pequeños pasos que desde la academia constituyen un aporte a una realidad presente. Si queremos provocar cambios culturales, debemos continuar fomentando una cultura de equidad, impulsar iniciativas, legislar, pero más que nada crear conciencia del valor que tiene cada persona ante sí misma y ante los demás”.