Dirección de Vinculación con el Medio - Universidad Mayor
  • catalina.mujica@umayor.cl

  • Call Us:(+89) 530-352-3027

Alzheimer y modelamiento matemático fueron los ejes de charlas sobre envejecimiento

Los Doctores Natalia Salvadores y Alejandro Acevedo protagonizaron la reciente jornada GERO Talk, organizada por el Centro de Gerociencia, Salud Mental y Metabolismo.


Con la participación de los investigadores Natalia Salvadores y Alejandro Acevedo, se realizó la GERO Talk #17, en el Edificio de Comunicaciones de la Facultad de Ciencias de la Universidad Mayor(Campus Huechuraba). La actividad fue organizada por el Centro de Gerociencia, Salud Mental y Metabolismo, GERO.

La Dra. Natalia Salvadores, quien colabora en el laboratorio del Dr. Felipe Court –director del Laboratorio de Biología Integrativa de la U. Mayor-  se refirió a sus estudios sobre el Alzheimer y los procesos de necroptosis  involucrados en esta patología.  Dicho fenómeno es una forma de muerte celular programada, cuyas principales características son similares a la necrosis, generándose inflamación de las células, disfunción de las mitocondrias y permeabilización de la membrana plasmática, entre otros procesos.

Las investigaciones de la científica de la Universidad Mayor son fundamentales, ya que permiten entender los procesos de neurodegeneración implicados en el Alzheimer, enfermedad que afecta a más de 180 mil personas en Chile. “Estos resultados también apoyan la utilización de la necroptosis como un potencial blanco terapéutico contra esta enfermedad”, señaló Natalia Salvadores, durante su charla.

 

Modelamiento matemático

Por su parte, Alejandro Acevedo, ingeniero en Biotecnología e investigador de postdoctorado asociado a GERO, abordó sus estudios sobre modelación de redes metabólicas de escala genómica para el estudio de la interacción neurona – astrocito.

“Lo que nos preguntamos nosotros es cómo ocurren las interacciones metabólicas entre el astrocito y una neurona glutamatérgicas, por ejemplo. Desde este modelo se puede decir que la neurona maximiza procesamiento de información y eso es fundamental. Para ello tomamos una red metabólica del cerebro, que tiene datos de gente joven y envejecida del año 81”, comenta el investigador.

El Dr. Alejandro Acevedo explicó que un gran desafío es recuperar y colectar datos de envejecimiento y que esta información pueda ser normalizada. Asimismo, indicó que, a través del modelamiento matemático y computacional, esperan poder generar sus propios datos en el laboratorio, en el contexto del proyecto sobre neuronas y astrocitos.

“Sin embargo, cuando quieres estudiar fenómenos emergentes como el envejecimiento, se debe tener en cuenta la economía computacional de lo que quieres modelar, lo que implica buscar límites, hecho que está presente en la biología. De esta manera si existe una suerte de mapa podríamos predecir comportamientos”, señaló el científico.

 

Estudios sobre envejecimiento

El abordaje de estos estudios se condice también con el incremento sostenido de la esperanza de vida en nuestro continente, situación que a su vez constituye el mayor factor de riesgo para el desarrollo de enfermedades neurodegenerativas y demencias. El envejecimiento es un proceso complejo del ser humano, que involucra cambios tanto fisiológicos como sociales, siendo actualmente un tema relevante de salud pública.

Para el año 2050 se estima que alrededor de un 25% de habitantes de nuestro país será mayor de 60 años. Esto también se correlaciona a una mayor incidencia de patologías neurodegenerativas como Alzheimer, para la cual aún no existe cura.

Esta enfermedad ocasiona deterioro cognitivo y trastornos conductuales, expresados como pérdida de la memoria y otras capacidades mentales a medida que un grupo de neuronas mueren y diferentes zonas del cerebro se atrofian. Una vez diagnosticada, la enfermedad suele tener una duración media de 10 años. Las estadísticas señalan que afecta a aproximadamente un 4% de las personas mayores de 60 años.

En ese contexto, el desafío de GERO, desde una  mirada multidisciplinaria, es ayudar a cambiar el curso del envejecimiento  y aumentar los años de vida saludable en la población. En este contexto, el equipo de investigadores desarrolla estudios en ciencia básica para comprender los procesos, prevenir y atacar los mecanismos que llevan al envejecimiento patológico.