• catalina.mujica@umayor.cl

  • Call Us:(+89) 530-352-3027

Escuela de Nutrición y Dietética realizó la “Primera Conferencia Internacional de Nutrición Funcional”

El evento, realizado en el campus Manuel Montt, sirvió para debatir sobre esta incipiente área del conocimiento, relacionada a la prevención y tratamiento de enfermedades.


En el marco de la conmemoración del “Día Mundial de la Alimentación”, celebrado el pasado 16 de octubre en más de 150 países, hace algunos días la Escuela de Nutrición y Dietética de la Universidad Mayor realizó la “Primera Conferencia Internacional de Nutrición Funcional”.

La inauguración del evento, realizado en el campus Manuel Montt,estuvo a cargo de la Directora de la Escuela, Mireya Buitrago, quien destacó el tema propuesto por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para esta conmemoración, como es lograr un mundo con “Hambre Cero” para el 2030. “Es urgente intensificar los esfuerzos colectivos para establecer sistemas alimentarios que proporcionen alimentos saludables y nutritivos, que sean accesibles y asequibles para todos, entendiendo que el hambre no sólo es la desnutrición, sino que también otras formas de malnutrición, como la anemia, el sobrepeso y la obesidad”, dijo Buitrago.

La actividad contó con más de 120 asistentes, entre los que se encontraban académicos, estudiantes e invitados del área de la Nutrición.

Pasos a seguir

Así, la jornada también contó con las presentaciones del nutricionista Adriano Cavalcanti Nóbrega, quien abordó las bases de la Nutrición Funcional aplicadas a Diabetes Tipo 1 y 2, la influencia del ambiente y el tratamiento. Además, Guilherme Cysne Rosa abordó diversos aspectos de la Nutrición Deportiva Funcional y cómo los distintos sustratos energéticos, mirados desde una visión funcional, determinan o influyen en el topo de los rendimientos.

“La Nutrición Funcional es un área del conocimiento, dentro de la Nutrición, relativamente nueva. Su práctica engloba la prevención y el tratamiento de enfermedades, con foco en la evaluación de aspectos genotípicos y bioquímicos individuales, y su susceptibilidad para el desarrollo de enfermedades”, explicó María José Jara, Coordinadora de Extensión de la Escuela de Nutrición y Dietética, quien detalló que “los tratamientos involucran el desarrollo de conductas personalizadas, dirigidas al equilibrio funcional y nutricional del organismo y modulación de factores que predisponen a desequilibrios y enfermedades, promoviendo la salud, el consumo de alimentos orgánicos o sin químicos, la responsabilidad social y ambiental, y la disminución del desperdicio de alimentos mediante la reutilización de los mismos”.

Según cifras de la OMS, el número de personas obesas en el mundo pronto será tan alto como el número de personas desnutridas, ante esto la Directora Mireya Buitrago destacó que “se hace urgente comprometernos y hacer frente a este problema, con distintas acciones como el fomento de la educación en nutrición y salud, como parte del currículo escolar; apoyo a la inclusión de nutricionistas en las escuelas; educación de los consumidores para que elijan alimentos más saludables; apoyo a la producción y consumo de alimentos sanos y sustentables, promoviendo los alimentos frescos, provenientes de la agricultura local; apoyar una legislación para mejorar el etiquetado de productos y prohibir los ingredientes dañinos; y finalmente combatir la pérdida y el desperdicio de comida”.